Cambio de hábitos para ser más productivos.

3d human try to turn the gearsMuchas veces los colaboradores esperan la respuesta del jefe para saber si están haciendo bien o mal nuestra labor. Y la verdad de las cosas es que el problema no está en que estén haciendo mal su trabajo, sino que no están siendo productivos.

La respuesta no está en el jefe, sino en uno mismo; estos son algunas recomendaciones que el experto en gestión de proyectos, Tony Wong nos da para cambiar hábitos, que es aquí donde está el problema de nuestros resultados:

1. Trabajar por objetivos

Elabora una lista de tareas para que te visualices tus actividades en el día. Divide el trabajo en partes pequeñas hasta tareas específicas para que puedas realizar tu labor en unas pocas horas o, incluso, en menos tiempo.

2. No realices múltiples tareas a la vez

Esto no funciona porque al final te aturdas con tanta actividad. Al realizar muchas tareas, tu coeficiente intelectual se reduce en 10 puntos promedio, en el caso de los hombres baja 15 puntos, mientras que las mujeres sólo disminuyen en 5 puntos.

3. Elimina las distracciones

Cierra la puerta, pone un cartel, apaga el teléfono, cierra el correo electrónico y la mensajería instantánea. Permanece en un lugar tranquilo y que sea acorde a tus actividades laborales y céntrate en completar tu tarea. A mi me ayuda mucho estar escuchando música o programas de radio amenos con contenido que me interesa.  Mientras lo escucho, me divierto y me concentro. Hay gente a la que la distrae, tú evalúa y analiza en que entornos te sientes más cómodo.

4. Programa tu correo electrónico

Revisa dos o tres veces al día tu email, ya que chequearlo constantemente durante todo el día te desconcentra y mata tu productividad.

5. Usa el teléfono

El correo electrónico muchas veces no es adecuado para realizar conversaciones. No respondas más de dos veces a un e-mail, mejor levanta el teléfono y llama a esa persona.

6. Trabaja en tu propia agenda

Establecer los objetivos prioritarios para el día y el resto de la semana.

7. Trabaja en intervalos de 60 a 90 minutos

El cerebro gasta mayor cantidad de glucosa que cualquier otra actividad física y, por lo general, disminuye después de 60 a 90 minutos. Pasado este tiempo, tómate un aperitivo y haz algo completamente distinto. Eso significa que necesitas una hora adicional para las pausas, sin incluir el almuerzo.

Si sigues estos consejos, podrás alcanzar las ocho horas de trabajo diarias y habrás completado tus labores con éxito. No dudes en cambiar tus hábitos de trabajo.

Pareciera que planear es difícil y una pérdida de tiempo, pero los resultados son evidentes. ¡ Inténtalo y verás los resultados!

Twitter: @danielaza7