¿Quién es tu Cliente Potencial?

Tener una maravillosa idea para un negocio, no es suficiente para emprender. Antes de lanzarte a la jungla, es bien importante que tengas el nicho identificado al que quieres llegar.
Mientras más pequeño sea, mejor, ningún servicio o producto es para todos; mientras más claro tengas esto, mejor porque te ayudará a enfocar toda tu estrategia justamente en aquel cliente al que quieres llegar.
Una buena forma de empezar con esta selección es preguntarte: ¿Mi producto o servicio es para empresas o para particulares?  Para responder esto debes tener claro lo que te hace diferente a tu competencia.
El problema de muchos emprendedores es que nos queremos enfocar en nichos muy grandes, pensando que podemos hacer muchas cosas para muchas personas.  Pero la realidad es que mientras más específico sea el nicho de mercado, más nos podemos especializar en satisfacer sus necesidades.

Aquí tres ideas que te ayudarán a identificar a tu cliente potencial:

¿Qué es lo que quieres vender?

Si ya tienes una idea con lo que quieres emprender, describe el producto o servicio que ofrecerás.  Recuerda, mientras más específico mejor.  Por ejemplo, decir que tendrás una tienda de productos para enfermos no es ser específico, decir que tendrás una tienda de productos para diabéticos de nivel socioeconómico AB y A, si lo es.
Si no tienes idea de el producto o servicio que quieres ofrecer, te recomiendo leas este artículo: Pasos para generar ideas para Emprender un Negocio

¿Con quién te gustaría hacer negocios?  ¿A quién te gustaría venderle tu producto?

Contestar estas preguntas de la manera más específica es definir tu cliente potencial.  Por ejemplo empresas de alimentos y bebidas no es un sector específico; pero decir: empresas de alimentos y bebidas en Cancún, Quintana Roo, que tienen mínimo un año de haber iniciado sus negocios que tienen una utilidad de 50,000 pesos mensuales; eso si es ser específico.  Estás definiendo a un cliente potencial. De esta manera debes describir tu nicho de mercado.

Ponte en los zapatos del cliente

Asumir que tu producto o servicio es ideal para tu cliente potencial es el peor error que puedes hacer.  Ponte en los zapatos de aquel que crees que puede ser tu cliente, investiga, pregunta e identifica sus necesidades específicas.

Definir el cliente potencial va mucho mas allá de características financieras, género, comportamientos sociales, comportamientos digitales; es necesario conocer y definir sus gustos, características, valores, preferencias, cómo interactúan con su familia, amigos, qué hacen en sus ratos libres, si tienen hijos y en qué edades. Así de cerca debes conocer a tu cliente y al definirlo y tenerlo por escrito, te será más fácil identificarlo y llegar a él.

¡Anímate a emprender!

¿Te gustó el artículo? Siéntete libre de compartirlo, así me ayudas a llegar a otros también a mi 🙂 También comparto material exclusivo para mis suscriptores, apúntate para recibirlo: