Pasos para generar ideas para Emprender un Negocio

¿Sabes que quieres iniciar con un proyecto, pero no tienes ni si quiera definida la idea y ni cómo hacerlo? Puedes tener las ganas desde hace tiempo para hacerlo, pero no tienes clara la idea y piensas que te tiene que caer del cielo como una revelación divina, pero la realidad es que no es así.  En este post te voy a dar algunos pasos que a mi me sirven para desarrollar conceptos para llegar a la idea perfecta de emprendimiento.

Siempre habrá obstáculos.

Con lo que me encuentro muy a menudo es que muchos emprendedores (de hecho yo lo he vivido) tienen miedos; miedo de comenzar algo que nunca han hecho, miedo al fracaso, miedo a lo desconocido, incluso miedo al éxito.   Otros erróneamente creen que tienen que tener la idea más innovadora de algo que nadie haya hecho antes pensando que si no tienen una idea millonaria o si no son un genio tecnológico no podrán emprender.

Y bueno, la vedad es que estos miedos son naturales y ¡no es para más! A menos de que lleves ya tiempo capacitándote en esto del emprendimiento, nadie nos ha enseñado como emprender y mucho menos a cómo enfrentarnos a estos miedos por los que todos pasamos.

Y bueno, basta con aprender a hacernos las preguntas correctas:

  • ¿Cómo puedo hacer “esto” diferente?
  • ¿Cómo puedo mejorar “esto”?
  • ¿Qué no está cubriendo tal empresa o persona que yo pudiera complementar?

¡Ahora si, toma papel y pluma y comencemos!

¿Cómo generar una idea para emprender desde cero?

  • Toma una libreta y algo con qué escribir. Soy súper tecnológica y rara vez tomo una hoja de papel y pluma, pero para generar ideas me parece que es la mejor forma porque no tienes distracciones y puedes concentrarte mejor.
  • Comienza escribiendo una lista de 5 a 10 cosas que te guste hacer; por ejemplo, soy bueno para hablar en público, soy bueno para la música, me encanta analizar a la gente.  Si te pasas de los 10 puntos, no te preocupes, se trata de que te sueltes, no importa si no le ves sentido.
  • Escribiendo una lista de 5 a 10 cosas en las que seas bueno, por ejemplo, me encantan los niños, me encanta leer, me fascina cocinar, me gustan las computadoras, soy bueno haciendo esquemas. Igual en este punto, no importa si te pasas de los 10 puntos.  Verás que al principio parece difícil, pero luego se vuelve más fácil.
  • Ensilla de 3 a 5 productos o servicios que  te facilitarían la vida en el aspecto personal (soltero, padre de familia, madre, estudiante) o te harían más eficiente o productivo.  Puede ser una lavandería, porque te toma mucho tiempo ir a la más cercana, por ejemplo. Esta lista la puedes hacerla desde diferentes perspectivas, por ejemplo para un anciano, una madre soltera… esto te abrirá el panorama inmensamente).
  • Plantéate las mismas preguntas en el aspecto laboral tanto para ti como para tus compañeros, qué les facilitaría la vida, les haría más eficientes o productivos. Por ejemplo, un restaurante de comida rápida cerca de la oficina donde pueda comer algo saludable.
  • Escribe las cosas que no te gustan de tu trabajo actual.
  • Pregúntate porqué estás pensando en iniciar un negocio propio.

Revisa y analiza todas las listas nuevamente y revisa si ha surgido algún patrón.  Es decir, si surgió alguna cosa en la que tu eres bueno, que te gusta hacer y que encaje con algo que te haría la vida más fácil cerca de tu casa.

Verás que de esto sale por lo menos alguna idea buena que responda a una necesidad.  Este procedimiento para generar ideas es una excelente forma no solo para sacar ideas, sino para escuchar tus frustraciones y las de gente que te rodea.  Verás que desde la primera vez que realices este ejercicio, verás que las oportunidades están ahí, solo es cuestión de verlas.

Si te ha surgido una idea, puedes platicar de manera informal, (es decir no hace falta que tengas un plan de negocios ni una proyección a 10 años de tu próxima empresa) es hablar con la gente que te rodea, con tus vecinos, con tus compañeros de trabajo, con tus familiares.

¡Anímate a emprender!

Comenzar un negocio no es fácil, pero tampoco es lo más difícil del mundo como algunos creen.  Es un procedimiento que debes seguir, pero la motivación para enfocarte en conseguirlo viene cuando tienes la idea clara de lo que quieres.

Avanza paso a paso, se perseverante, vence las negativas de la gente y concéntrate en lo que quieres lograr.  Vas a escuchar mucho sobre riesgos de que no funcione, pero te aseguro que no hacerlo debe darte más miedo que no intentarlo.

Busca ayuda cuando la necesites, todos en algún momento la necesitamos y siempre mantente haciendo las preguntas correctas:  ¿qué es lo que estoy arriesgando en realidad?, ¿qué perdería si las cosas no funcionan como quiero?, si no funciona, ¿terminaré peor de lo que estoy hoy?.  Si lo único que puedes perder es tiempo y un poco de dinero, creo que el riesgo vale la pena.

Tengas o no recursos para hacerlo, siempre es buen momento para generar una idea para emprender.   A lo mejor hoy no tienes el 100 % de lo que necesitas para iniciar tu negocio, pero teniendo la idea, te enfocarás en ahorrar y conseguir los recursos para conseguirlo.

Ahora ya tienes la idea, faltan muchas cosas por delante, pero empezar con este ejercicio es lo mejor que haz hecho en mucho tiempo.  Y me encantaría ayudarte en esta travesía.

¿Te gustó el artículo? Siéntete libre de compartirlo, así me ayudas a llegar a otros también a mi 🙂 También comparto material exclusivo para mis suscriptores, apúntate para recibirlo: