Emprender con valor y sin derroche

Si tu eres un emprendedor o estás buscando convertirte en uno, seguramente has escuchado sobre la importancia de los planes de negocio bien específicos enfocados hacia las diferentes áreas de la empresa (marketing, ventas, tecnología, recursos humanos, etc.), pero hay un método que todo emprendedor debe conocer, este es el método Lean Startup que altera radicalmente la forma de organizar las cadenas de oferta y los sistemas de producción. Entre sus principios están:

  • El diseño del conocimiento
  • La creatividad de los trabajadores
  • La reducción de las dimensiones de producción
  • La producciónjust-in-time
  • Control de inventarios
  • La aceleración del tiempo del ciclo

Básicamente el método Lean Startup enseña la diferencia entre las actividades que crean valor y el derroche, y muestra cómo incorporar calidad a los productos.

Cada emprendedor, debe juzgar su progreso de una forma diferente a como lo hacen otro tipo de empresas.  Con este juicio de conocimiento validado, se pueden identificar y eliminar las fuentes de derroche que están asolando la actividad emprendedora.

Cuando la gente se acostumbra a evaluar su productividad de forma departamental o local, (por departamentos: marketing, ventas, operaciones, recursos humanos, etc.), siente que un buen día es aquel en el que ha hecho bien su trabajo durante todo el rato, cuando no ha tenido interrupciones, procedimientos, reuniones…

El métodoLean Startup sugiere medir la productividad averiguando qué debe producirse, aquello que los consumidores quieren y por lo que pagarán, tan rápidamente como sea posible. En otras palabras, el método Lean Startup es una nueva forma de ver el desarrollo de productos innovadores que enfatiza la rápida repetición y la comprensión de los consumidores.

Las startups tienen un “motor del crecimiento“. Los mercados y los consumidores de las startups son diversos: una empresa de juguetes, una consultoría y una planta industrial pueden no tener mucho en común, pero, como veremos, operan con el mismo motor de crecimiento.

Cada nueva versión de un producto, cada nueva característica y cada nuevo programa de marketing es un intento de mejorar este motor de crecimiento.

Desgraciadamente, demasiados planes de negocios de startups parecen diseñados para planificar con una “receta de cocina” con instrucciones muy precisas y sin flexibilidad, en lugar de ir midiendo y haciendo ajustes en los procesos con este motor de crecimiento.

En lugar de hacer planes complejos basados en muchas suposiciones, se pueden hacer ajustes constantes con un circuito de feedbackCrear-Medir-Aprender. A través de este proceso de dirección, podemos aprender cómo saber cuándo y si ha llegado el momento de hacer un giro drástico o si debemos perseverar en nuestra trayectoria actual.

Los productos cambian constantemente a través del proceso de optimización, de vez en cuando, la estrategia debe cambiar; sin embargo, la visión general no suele cambiar.

¿Te gustó el artículo? Siéntete libre de compartirlo, así me ayudas a llegar a otros también a mi 🙂 También comparto material exclusivo para mis suscriptores, apúntate para recibirlo: